Presenciamos "El Traslado" de la Virgen del Rocío

Tal y como estaba programado, la Real Cofradía de la Stma. Virgen de la Cabeza de Marmolejo se desplazó al pueblo de Almonte (Huelva) para asistir a "El Traslado" o como es conocido popularmente por los almonteños, "La Venida". 

Con un tremendo éxito, ya que el autobús se llenó, acompañamos a la Virgen del Rocío en su recorrido por la villa de Almonte.

La Reina de las Marismas iba vestida a modo de viaje, de la misma forma que viajaban las señoras del siglo XVI; de Pastora, al igual que su hijo, siempre en su regazo, de pastorcito. La imagen se tapó a la caída de la tarde; al salir de El Rocío, con el capote el cuerpo y con un pañuelo bordado el rostro para protegerla del polvo y la humedad del camino. Durante los 15 kilómetros que separan su aldea de Almonte.

Y a la llegada a Almonte, cuando salían los primeros rayos de sol, la Virgen fue destapada por las camaristas y el Párroco. Un momento único. A la entrada de la villa, en una zona conocida como El Chaparral. 

El Traslado se centró como siempre en la figura de la Madre de Dios en su advocación del Rocío. Con un pueblo entregado a su Señora, Almonte se vistió con sus mejores galas. Calles adornadas con colgaduras, las cuales crearon un entorno idílico para que pasase su Patrona, entre salvas de trabucos y peregrinos.

Junto a la entrada a Almonte, también se vivieron momentos de autentico fervor cuando la Virgen fue cambiada y cuando llegó a la plaza Virgen del Rocío. Momentos mágicos que merecen ser recordados y por ello os dejamos una breve galería de imágenes. Muchas gracias a toda la gente que nos acompañó.